.

.

lunes, 22 de diciembre de 2014

Reseña: Anna vestida de sangre

Título: Anna vestida de sangre
Saga: Anna (1/2)
Autora: Kendare Blake
Editorial: Alfaguara
Número de páginas: 333
ISBN: 9788420400129
 «Esta ciudad huele a humo y a cosas que se pudren en verano. Está más encantada de lo que imaginé. Ahí fuera, en algún lugar, está lo que vine a buscar, un fantasma con fuerza suficiente para arrebatar el aliento de las gargantas de los vivos. Pienso de nuevo en ella. Anna. Anna vestida de sangre. Me pregunto qué trucos intentará. Me pregunto si será inteligente. ¿Flotará? ¿Se reirá o gritará? ¿Cómo intentará matarme?».

Cassio Lowood ha heredado una inusual vocación, la de matar a los muertos. Su padre también lo hacía, hasta que murió truculentamente a manos de un fantasma al que intentaba dar caza. Ahora, armado con el misterioso amuleto de su padre, Cas viaja por Estados Unidos junto a su hechicera madre y un gato que olisquea fantasmas. Siempre tras leyendas populares, intentan acabar con los molestos y crueles espíritus que se cruzan en su camino.
Un nuevo caso les lleva a una ciudad en busca de un fantasma al que todos llaman "Anna vestida de sangre". Cas espera lo habitual: persecución, caza y matanza. Pero lo que encuentra es a una chica furiosa atrapada en una maldición, un fantasma distinto a todos los demás. Todavía lleva el vestido del día en que cometieron su brutal asesinato en 1958, un vestido que un día fue blanco y ahora aparece cubierto de sangre. Desde el día de su muerte, Anna ha asesinado a todo aquel que ha osado entrar en la casa abandonada que, una vez, fue su hogar. Pero, por alguna razón, a Cas le perdona la vida.
La primera vez que leí este libro tenía muchísimo miedo de que me decepcionase. Básicamente tenía todos los elementos para encantarme pero ¿y si no lo hacía? No quería llevarme el mismo chasco que me llevé con Tinta y que terminara por producirme una úlcera no me gustara. Por suerte, no sólo ha cumplido con todas mis expectativas si no que las ha superado.

Cassio Lowood es un chico inusual: dedica su tiempo a matar a los muertos, o más bien, a hacer que abandonen este mundo, ya que un muerto no puede morir. Desde que su padre fue asesinado por un fantasma contra el que no tuvo oportunidad, Cas se armó con el áthame de su padre, un cuchillo capaz de hacer a los fantasmas desaparecer, y con la compañía de su madre y su gato recorre Estados Unidos acabando con los espíritus que encuentra. Pero todo cambia cuando va en busca de un fantasma que le causa más curiosidad que ningún otro: Anna Korlov. Anna vestida de sangre. Un espíritu muy poderoso que cambiará totalmente los esquemas y la vida de Cas. Y es que Anna no es un fantasma corriente y hay una razón por la cual es tan fuerte.

A pesar de que el libro me encantó, he de discrepar con las reseñas que he leído que afirman lo increíblemente gore y terrorífico que es. Escenas gore tiene bastante menos de las que esperaba y de terror más de lo mismo. No quiero decir que no pongan los pelos de punta, pero no como para que el libro cause la aprensión que todo el mundo afirma. Reconozco que Kendare Blake no tiene ningún apuro a la hora de describir escenas sanguinolentas, cosa que le aplaudo, pero leyendo lo que es capaz de conseguir creo que podría haber creado escenas mucho más gore y terroríficas.

Otro punto a favor de la autora es que la forma de contar la historia, de presentarla, consigue que quedes atrapado desde la primera página; consigue crear una atmósfera oscura y de suspense, perfecta para los personajes y la trama.

La historia está contada en primera persona por Cas, un chico de diecisiete años que se dedica a matar espíritus desde la muerte de su padre. Es bastante solitario, pero también bastante terco y valiente. Es guapo y además lo sabe, ya que no duda en nombrar más de una vez que las chicas se mueren por él. Sin embargo, su aspecto físico no es algo que le preocupe, salvo cuando lo usa para sonsacar información o integrarse en algún grupo. No tiene pensamientos románticos, no le interesan demasiado las chicas, ya que en su cabeza sólo hay sitio para los fantasmas y para cargarse al que asesinó a su padre. Es un personaje que me ha gustado muchísimo, no sólo por su forma de ser, si no porque también comete errores estúpidos no como otros protagonistas que parece que tengan que ser perfectos en todo por regla general.

Pero a pesar de que la historia esté contada por Cas y a todas luces él sea el protagonista, el personaje que más destaca es, sin duda, Anna. Anna Korlov, o más conocida como Anna vestida de sangre, es el espíritu de una chica de dieciséis años que fue asesinada cincuenta años atrás y que asesina a todo aquel que ose poner un pie en su casa pero, por alguna extraña razón que ni ella entiende, a Cas le perdona la vida. Anna no es inocente ni dulce ni gentil: es poderosa, vengativa y completamente llena de odio.  Eso es lo que más he adorado de ella, que no es ninguna chica en apuros ni va en busca del peligro: ella es el peligro. Sin embargo, hay una historia tras Anna, una historia que la hace ser como es y que la otorga de tanta fuerza y maldad. Es uno de los mejores personajes que he tenido la suerte de encontrarme.

Además de Cas y Anna, otros personajes relativamente importantes son la madre de Cas, una bruja blanca que se preocupa todo el tiempo por Cas pero que sabe que tiene que hacer lo que tiene que hacer, por lo que le da la libertad y espacio que necesita; Thomas, un brujo friki y escuálido que termina convirtiéndose en el mejor amigo de Cas y que, pese a que de primera mano lo tomas como un cobarde, demuestra que es más valiente de lo que parece; Carmel, la típica chica popular de los institutos: guapa, simpática y el centro de atención. Ha sido el personaje que menos me ha gustado, porque pese a que intentan presentártela como una chica valiente más allá del estereotipo de animadora, no es más que una metomentodo que causa más problemas de los que resuelve; el abuelo de Thomas, un brujo que practica el vudú y que, aunque aparece poco, me ha caído bastante bien.

La trama en sí misma me parece cargada de muchísima fuerza y suspense. La autora la ha relatado de una forma espléndida y lo que ha conseguido es una historia gore llevada de forma magistral. Consigue ponerte los pelos de punta cuando quiere y sacarte una sonrisa en más de una ocasión.

A pesar de que es algo secundario en la trama, también vamos a toparnos con una historia de amor, una que es bastante predecible desde el primer momento en el que Cas habla sobre Anna. Y es que el joven matafantasmas y el espíritu vengativo terminan enamorándose, pese a que saben que es algo que no va a salir bien. Por un lado, me ha parecido un poco surrealista el hecho de que Cas y Anna se enamoren, ya que, al fin y al cabo, Anna no deja de ser un espíritu. Kendare Blake lo hace posible presentando a Anna como un espíritu corpóreo, pero hay algo que sigue sin encajarme del todo. Por otro lado, me ha encantado su historia. Y es que Anna desea algo que le arrebataron al asesinarla: la posibilidad de encontrar el amor. Y a Cas nunca le ha interesado ninguna chica porque ninguna había encajado nunca con él hasta que conoció a su chica vestida de sangre.

Creo que la única pega que le veo al libro es el final. No por lo que ocurre, que aunque necesario me dejó un poco triste, si no porque las últimas líneas son lo que dan paso al segundo libro, Anna desde el infierno, el cual -cuando os traiga la reseña- veréis que no me gustó en absoluto y lo vi totalmente innecesario. Si la autora hubiera cerrado Anna vestida de sangre con otra frase, no hubiera dado pie a que la historia continuara. Spoiler Y no sólo eso, es que creo que si hubiera conseguido darle un mejor final a Anna que el de enviarla derecha al infierno con el maldito espíritu obeah, Cas no hubiera tenido pensamientos de sacarla de allí. Está claro que no podía dejar a Anna como espíritu junto a Cas, porque era demasiado idílico y poco realista para la historia, pero aunque suene drástico y, aunque sé que a la gran mayoría de lectores no le gustaría un final así, creo que lo mejor que podría haber hecho la autora era matar a Cas y que Anna y él fueran juntos al más allá. Eso si hubiera querido que se quedaran juntos, si no, con el simple recuerdo de Anna, Cas podría haber seguido adelante, que ha demostrado ser un personaje fuerte y no un mártir como Edward (Crepúsculo). Fin del Spoiler.

Anna vestida de sangre consigue que su ambientación te haga temblar y te envuelva en su atmósfera oscura, de donde no querrás salir hasta llegar a la última página. Es una lectura juvenil diferente, oscura, que no escatima en detalles cruentos y que se sale de lo convencional.

 1. Anna vestida de sangre
2. Anna desde el infierno

5 comentarios:

  1. A mí este libro también me encantó *_* Me pareció muy original y me encanta el toque de miedo :D

    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Es un libro que tengo pendiente, pues su historia me llama la atención. No es de los primeros de la lista, pero espero hacerle un hueco pronto.
    Muchas gracias por la reseña :)

    Un fuerte abrazo,
    Nimue

    ResponderEliminar
  3. Hola cielo!!
    Pues le tengo muchas ganas a esta saga pero son tantas las que quiero leer que voy por orden de prioridad jejeje. Felices fiestas preciosa, besotes ;)

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchas ganas de leer este libro, pero también me da un poquillo de miedo jaja

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas!!

    La verdad es que este libr me llama desde hace bastante aunque el tema sobre el final me ha dejado un poco :/ ajajjaa así que no sé. Voy a leer la reseña del segundo cuando lo publiques y a ver qué hago al final! :D

    ResponderEliminar

¿Quieres hacerme sonreír? ¿Te apetece darle una alegría a la administradora del blog? Pues no tienes más que dejarme un comentario.
Siempre con respeto hacia el resto de usuarios y nada de ofensas.
No SPAM.

Los comentarios ofensivos, con spam o que no cumplan con las normas del blog serán eliminados.

.

.