.

.

martes, 29 de abril de 2014

Reseña: Insurgente

Título: Insurgente
Saga: Divergente (2/3)
Autora: Veronica Roth
Editorial: RBA Molino
Número de páginas: 460
ISBN: 9788427203181

Una sola elección puede transformarte, o te puede destruir, pero siempre tiene consecuencias. Con la oleada de disturbios en las distintas facciones, Tris deberá asegurarse de proteger a los que ama, mientras se enfrenta a inquietantes preguntas sobre la culpabilidad, el perdón, la identidad, la lealtad, la política y el amor. El día de la iniciación de Tris debería haber sido una celebración de la facción elegida, en cambio, el día terminó con un gran problema. El conflicto entre las facciones se intensifica y las ideologías se enfrentan. En tiempos de guerra, se eligen líderes y los secretos afloran, cada decisión tiene mayores consecuencias más potentes
Contiene spoilers del libro anterior

Sólo dos palabras: IM-PRESIONANTE. Todo aquel que diga que segundas partes nunca fueron buenas, es que no ha leído mucha literatura. No pensé que Insurgente llegara a superar a su antecesor de la manera en que lo ha hecho, pero ha sido una sorpresa grata.

Tras el comienzo de la guerra encabezada por Erik y la presidenta de Erudición, Jeanine, desde la sede de Osadía, y de la muerte de cientos de abnegados; Tris, Cuatro, Peter, Marcus y Caleb se dirigen a la sede de Cordialidad en busca de refugio. Pero las cosas no son tan fáciles como parecen. Los osados traidores los buscan para matarlos y deben estar en constante movimiento para evitar ser capturados. Además, las cosas entre Tris y Cuatro comienzan a ponerse tensas, surgiendo entre ellos mentiras y secretos, sobretodo por la constante presencia de Marcus y la aparición de un personaje que trastocará sus esquemas, además de la muerte reciente de los padres de Tris y la continua culpabilidad que la acosa a cada instante por la muerte de Will. Tris deberá tomar decisiones difíciles para mantener a aquellos a los que quiere a salvo, incluso cuando esas decisiones hagan que esas mismas personas se pongan en su contra.

Veronica Roth sigue maravillándome con esa pluma maravillosa y dinámica, creando una tensión que ha venido arrastrando desde el libro anterior y que no la abandona.  A pesar de que en este libro han habido algunas partes un poco lentas y pesadas, en general el ritmo no ha decaído y ha mantenido su línea ágil. Conoceremos un poco más sobre el sistema de facciones, aunque sólo un poco.

La historia sigue contada en primera persona por Tris, que sigue siendo bastante obstinada, aunque a veces lleva la razón. Ha madurado y crecido respecto al libro anterior y sigue siendo un personaje fuerte, valiente y decidido, aunque tras la muerte de Will es incapaz de volver a coger un arma. Ya no parece tan fría y distante como en Divergente y conoceremos un poco más sus sentimientos. Además, las mentiras y los secretos que empiezan a aparecer entre ella y Cuatro empiezan a crear desconfianza y recelo, aumentado por la culpabilidad que la atenaza por el asesinato de uno de sus mejores amigos y que aún no ha sido capaz de confesar.

Por otro lado, Cuatro, que en el libro anterior le confesó a Tris que su verdadero nombre era Tobias, el hijo de Marcus, se vuelve más reservado y acusa a Tris de no confiar en él y de esconderle cosas a pesar de que él mismo tiene sus propios secretos que no comparte con ella, lo que hará que empiecen a alejarse el uno del otro. Sigue siendo un personaje fuerte y con una fachada dura, y en ocasiones toma decisiones que no me parecen correctas, como desconfiar de Tris.

La relación entre Tris y Cuatro sufre muchos altibajos en esta ocasión, en la que la revelación de secretos y la creciente desconfianza comenzarán a alejarlos. Esto hará que ambos se den cuenta de que no saben mucho el uno acerca del otro, salvo que darían la vida por protegerse. Sus momentos dulces siguen siendo perfectos porque no son cursis ni ñoños, aunque habrá momentos en los que Tris sienta que se rompe y necesite que Cuatro afloje su armadura y la consuele, pero sabe que es su fortaleza lo que hace que consiga seguir adelante.

La historia, a pesar de desarrollarse alrededor de muchísimos personajes, sólo profundiza en los protagonistas, algo que hasta el tercer libro no acabé de decidir si era bueno o malo. A pesar de eso, en Insurgente conoceremos más sobre Marcus, un personaje que considero cruel y ruin; sobre Cristina, Uriah, Peter y otros miembros de Osadía, además de la familia de Tris, sobretodo Caleb, que me sorprendió -para mal- en este libro; de las razones que llevaron a Jeanine a hacer lo que hizo y con la aparición de nuevos personajes que trastocarán a los protagonistas.

Debido a que Tris y compañía están en busca y captura por la mayoría de osados y eruditos, tendrán que trasladarse a través de las facciones, algo que me ha gustado mucho, ya que ha sido una forma genial de conocer un poco más al resto de facciones, pero que también ha sido la única pega que le pongo al libro. ¿El por qué? Pues porque me daba la sensación de que cuando se encontraban en las facciones de Cordialidad y Verdad todo era demasiada paz y tranquilidad, como si no hubiese una guerra desarrollándose alrededor de ellos. Será en esa constante huida en la que Tris deberá tomar decisiones que pondrán a los demás en su contra y en la que se dará cuenta de lo especial que es su divergencia y de lo que es capaz de hacer.

Spoiler. Me ha resultado bastante interesante la introducción de los abandonados, aquellos sin facción, y el hecho de que entre su población se encuentre el mayor número de divergentes. Y me sorprendió bastante que la madre de Cuatro fuera su líder, porque no me esperaba la aparición de este personaje, que la verdad es que no me ha gustado nada por la forma en la que influye en Cuatro y porque se le ven las intenciones a un kilómetro.

Otra cosa que no me gustó fue la muerte de Marlene, que me formó un nudo en el estómago, aunque siempre entiendo este tipo de muertes. Y lo de Caleb... ay dios, que lo mato... ¡traidor! Fin del spoiler.

El final... oh, ese final. ¡Qué épico! Ha sido realmente alucinante, el momento clave en el que al fin Veronica nos desvela por qué no ha mencionado el origen del sistema de facciones, dejando claro que el tercer libro es el adecuado para explicarlo. Un final cargado de acción y tensión, de revelaciones, muertes, traiciones y secretos, además de crear incluso más incógnitas a la vez que revela otras. Y esa frase final... esa frase final que te eriza la piel y te deja en shock, esperando con ansia tener el tercer libro en tus manos para saber cómo continúa. Spoiler. ¿Y la aparición de Edith Prior en el vídeo, creando aún más tensión? Increíble. Además, parece que Veronica se sube al carro de J.K. Rowling y Suzanne Collins de matar a personajes a tutiplén, que, aunque se entiendan, duelen. Fin del spoiler.

En definitiva, Insurgente consigue ser una continuación maravillosa de una trilogía prometedora y cargada de tensión y emoción, con una final épico que aumenta las intrigas y asienta las bases de la solución a todas las incógnitas que esperan ser reveladas en Leal

1. Divergente
2. Insurgente
3. Leal



2 comentarios:

  1. Insurgente fue el que más me gusto y estoy muy de acuerdo con tus dos spoilers
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa. Me gustó mucho este libro cuando lo leí en su día, pero recuerdo que el primero me gustó mas.
    Tengo que releérmelos pronto para leer el último, así que igual cambio de opinión quien sabe, pero vamos lo que esta claro es que es un libro totalmente disfrutable :D

    ResponderEliminar

¿Quieres hacerme sonreír? ¿Te apetece darle una alegría a la administradora del blog? Pues no tienes más que dejarme un comentario.
Siempre con respeto hacia el resto de usuarios y nada de ofensas.
No SPAM.

Los comentarios ofensivos, con spam o que no cumplan con las normas del blog serán eliminados.

.

.