.

.

viernes, 28 de febrero de 2014

Reseña: The DUFF

Título: The DUFF
Autora: Kody Keplinger
Editorial: Plataforma Neo
Número de páginas: 300
ISBN: 9788415880349


Bianca no se considera la más guapa del instituto, pero sí demasiado lista para dejarse engañar por el atractivo y mujeriego Wesley Rush. Por eso, cuando Wesley la llama Duff –apodo que utiliza para referirse a la chica menos agraciada de un grupo de amigas–, lo último que ella espera es acabar besándose con él.
Pero ha pasado y, aunque lo odia con todas sus fuerzas, el beso le gusta. Y sin apenas saber cómo, empiezan una relación secreta de amigos (o enemigos) con derecho a roce.
Poco a poco, Bianca descubrirá que tienen algo en común: ambos esconden un problema familiar. Resulta, además, que él la comprende y la escucha. De pronto se da cuenta, con horror, de que tal vez haya algo más que sexo entre ellos
Para ser completamente sincera, al terminar la lectura de este libro he quedado decepcionada. Me tengo dicho a mí misma que no debería dejarme influir por las opiniones del resto de personas, que me sirvan sólo de guía y no como si fuera la Biblia, pero he de reconocer que el entusiasmo desmesurado y las reseñas que lo colocaban tan fantabulosamente bien terminaron por influirme y al comenzar a leer esperaba más de la historia que lo que me encontré. Vamos a ver, no estoy diciendo que el libro no me haya gustado, ni mucho menos. Es más: me ha gustado y muchísimo, pero no tanto como suponía. Esperaba una gran historia y me he topado con algo bastante simple.

Bianca Piper se resiste a dejarse cautivar por el que considera el mayor capullo y mujeriego de la historia: Wesley Rush, sobretodo, después de que éste la apodase como Duff (la chica fea y gorda de un grupo de amigas). Sin embargo, las cosas se tuercen cuando Bianca encuentra en Wesley justo lo que necesitaba: una vía de escape a sus problemas. Por ello, aún odiándolo como lo odia, ambos comienzan una relación puramente sexual que empieza a acercarlos poco a poco sentimentalmente, algo que Bianca ni quería ni esperaba.

Supongo que el problema es que, tal y como yo lo veo, la historia flojea y cojea en muchas zonas. La escritura de la autora es fantástica, ligera y fresca, y la trama ha conseguido cautivarme por su normalidad y naturalidad, por su forma de expresar algo que podría pasarle a cualquier adolescente hoy en día.

La historia viene contada en primera persona por Bianca, lo cual ha sido una delicia porque ha permitido conocer más a fondo sus pensamientos sarcásticos y sus puntos débiles pese a su fachada de feminista. Bianca Piper es una chica de diecisiete años sencilla, con un punto cínico y unos valores propios muy arraigados y personales. Es una protagonista que me ha encantado por su forma de ser, tan fuerte y decidida a que nadie pueda hacerle daño. Han habido ocasiones en las que me ha puesto un poquito de los nervios, pero en general me ha encantado esa forma de ser tan suya.

Por otro lado, nos encontramos con Wesley Rush, un chico mujeriego, arrogante y con el ego tan alto que no alcanzaría a verlo ni con prismáticos. Sin embargo, tiene también sus pequeños toques que lo hacen sumamente adorable e irresistible. No deja de ser él mismo pese a todo, a pesar de que es un personaje que evoluciona bastante a lo largo de la historia. Y eso me ha encantado, porque creo sinceramente que así debería ser, no sólo los personajes de otros libros, si no la gente en general: evolucionar y madurar pero sin permitir que nada te arrebate lo que te hace ser tú.

Además de los dos protagonistas, nos encontramos con personajes secundarios importantes. Por un lado, las mejores amigas de Bianca, Casey y Jessica. La primera: suspicaz, protectora y encantadora. La segunda: pura alegría personificada, cariñosa, dulce e inocente. Por otro lado, el padre de Bianca, un hombre que adora a su hija pero que lo está pasando mal, y Toby, el chico por el que Bianca lleva colada desde hace tres años.

Creo que lo que más me ha gustado de este libro ha sido cómo la autora ha conseguido reflejar de manera tan buena algo muy a la orden del día entre los jóvenes actuales: los prejuicios, los complejos, las inseguridades, el despecho y el sexo. Está claro que todos nos hemos sentido acomplejados en algún momento de nuestra adolescencia y los prejuicios de la gente, que muchas veces no te permiten ser tú mismo, pues no ayudan. Kody Keplinger nos habla de cómo puede afectar a una persona algo tan simple como un apodo como "Duff". Además, trata el sexo como algo natural y real, como algo que puede empezar perfectamente como simple atracción o una forma de desinhibirse y no con amor. Aunque, he de decir, que no estoy de acuerdo con aquellos que dicen que la autora escribe sin tapujos sobre el sexo. Escribir sin tapujos sobre el sexo es describir una escena sexual, cosa que la autora no hace, ya que en el momento en el que Wesley y Bianca van a tener sexo, la escena se corta, pasando al momento en el que ya han terminado. Eso no me parece hablar sin tapujos, sinceramente.

Supongo que las pegas que le pondría al libro serían tres: la historia de amor, los problemas familiares y el final.

Respecto a la historia de amor, he de decir que me ha gustado que no empezase con un tópico y que incluso Bianca al principio odie a Wesley, porque de esa forma puedes ver cómo los sentimientos pueden cambiar cuando conoces más a fondo a una persona y tienes cierto roce con ella. Sin embargo, no me ha transmitido eso. A parte de las ocasiones en las que se acuestan, Bianca y Wesley tienen muy pocos momentos que realmente puedan acercarlos y pienso que eso es precisamente lo que más ha faltado. Porque realmente queda un poco incomprensible que terminen enamorándose, si lo único que hacen es acostarse y poco más.

En cuanto a los problemas familiares que ocupan a ambos protagonistas, creo que si la autora pretendía que eso fuera un punto importante y además un enlace de unión para ambos, debería haberlos desarrollado más: el problema de Bianca se resuelve muy rápido y el de Wesley casi ni se comenta salvo en algunas ocasiones. Está claro que son esos problemas familiares los que hacen que los protagonistas sean como son pese a que no se hable mucho de ellos, pero precisamente porque es eso lo que hace que ellos sean así la autora debería haberse extendido un poco más en eso. Además, me han chocado bastante las reacciones de Bianca a los insultos y golpes de su padre y que lo perdone tan rápido y fácil, justificándolo con excusas que no son justificables. La historia cojea mucho en ese punto.

Y bueno, el final. No tengo mucho que decir de éste salvo que me esperaba más. Ha sido bastante precipitado y todo se resuelve muy rápido y fácil. Spoiler A mucha gente no le ha gustado la intromisión de Toby en la historia, pero a mí sí porque es la forma que tiene Bianca de intentar olvidar a Wesley y lo que siente por él. Lo que no me ha gustado ha sido lo fácil que Bianca y Toby acuerdan terminar y Bianca se va con Wesley. Y, además, la conversación entre los protagonistas... really? Bianca es un pelín estúpida ahí Fin del spoiler.

En definitiva, pese a esas pequeñas cositas que hicieron que el libro me decepcionase un poco, The DUFF ha resultado ser una lectura entretenida, con un punto exigente y que engancha desde la primera página.


7 comentarios:

  1. Es un libro que le tengo muchas ganas
    un beso

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que tengo muchas ganas de leer este libro, a ver si me hago pronto con él.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. A mi me gustó muchísimo este libro :3
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola guapa!
    Yo quiero leerlo, pero veo que aunque es entretenido y gusta, tampoco es que sea una obra maestra.
    ¿Final precipitado? mmm... ahora mismo no me apetece leer un libro de este tipo, y eso que le tenía ganas, así que creo que esperaré un poco antes de hacerme con él :P
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  5. Yo por eso he dejado tiempo porque tras leer tanto de este libro dije: voy a ir con demasiadas expectativas... asique me puse con otros xD Tengo ganas de leerlo *O*

    ResponderEliminar
  6. Fue de mis peores lecturas del año pasado, el mensaje del libro era bueno pero no está bien explicado y argumentado. Bianca es gilipollas y egoísta y no hace más que huir de sus problemas y tirarse a un chico que, páginas antes, la insulta constantemente. ¿Dónde está la dignidad? Luego, además, ni siquiera es fea, así que el mensaje de Duff le queda grande...
    Esperaba mucho más, la verdad.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

¿Quieres hacerme sonreír? ¿Te apetece darle una alegría a la administradora del blog? Pues no tienes más que dejarme un comentario.
Siempre con respeto hacia el resto de usuarios y nada de ofensas.
No SPAM.

Los comentarios ofensivos, con spam o que no cumplan con las normas del blog serán eliminados.

.

.